En mi empresa no cometemos delitos. ¿Por qué he de implementar un compliance?

En mi empresa no se cometen delitos

Es muy probable que usted afirme que en su empresa no se cometen delitos. Eso mismo es lo que nos dicen muchos de nuestros clientes, añadiendo, además, “(…) tú eres nuestro abogado desde hace muchos años y sabes perfectamente que en nuestra empresa cumplimos con la legalidad”.

Sin embargo, es muy posible que esta afirmación no sea del todo cierta pues, a la vista del diluvio legislativo de nuestro país, cumplir con la legalidad cada día es más complicado.

Imaginemos por un momento

Imaginemos que uno de sus empleados, actuando de buena fe y con el convencimiento de que puede hacerlo, se descarga por internet una aplicación informática de diseño para el desarrollo de planos y proyectos, sin autorización del titular de los derechos de propiedad intelectual.

¿Qué sucedería?

Sucedería que, sin saberlo el propio empleado, estaría cometiendo un delito contra la propiedad intelectual.

Sucedería que, además de la responsabilidad en la que el empleado habría incurrido, la empresa sería responsable penalmente del mismo delito y lo sería, igualmente, el órgano de administración, aun siendo desconocedor de tal práctica irregular.

Sucedería que las penas que podrían ser impuestas a la empresa podrían ascender a varios cientos de miles de euros y que las penas que podrían aplicarse al órgano de administración podrían ser de privación de libertad de entre 6 meses y 4 años.

Ya conocemos casos cercanos en los que el ministerio fiscal ha solicitado multas de 600.000 euros y penas de prisión para los administradores de 3 años.

Lo mismo sucedería con actuaciones aparentemente inocuas como, por ejemplo, subir a las RRSS una fotografía de un evento de la empresa sin consentimiento de las personas que aparecen en la foto; revelar secretos industriales; realizar una publicidad engañosa, falsear información para obtener una subvención, maquillar un balance para renovar una póliza, etc. Y, así, hasta con un total de 41 delitos.

La experiencia nos dice que muchas empresas están siendo autoras de conductas delictivas por absoluto desconocimiento de sus empleados acerca de qué pueden y qué no pueden hacer.

Lo más alarmante es que una buena parte de estas conductas delictivas pasan inadvertidas para el órgano de administración. Es decir, no se entera.

La buena noticia

La buena noticia es que la empresa y su órgano de administración pueden quedar exonerados de responsabilidad penal si tienen implementado un manual de compliance.

¿Qué proponemos en MJ&A Compliance?

Que considere la implementación de un manual de cumplimiento como una inversión que le permitirá la identificación del riesgo penal y ejecutar su gestión con el objetivo de mitigar el impacto de un delito.

Que considere que la gestión del riesgo crea valor en su organización y permite consolidar la mejora continua.

¿Podemos ayudarles?

Si desea que contactemos con ustedes pueden dirigirse al teléfono 965524161 o al email  bufetemoyajover@bufetemoyajover.com.

Será un placer responder a sus preguntasBufete MJ&A

Publicado el en Compliance penal
RSS 2.0 (Compliance penal) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.251 segundos