PLANES DE IGUALDAD. UNA OBLIGACION LEGAL MAL RECIBIDA POR LA EMPRESA, PERO CON ALGUNA VENTAJA

Según estamos observando en “MJ&A Abogados y Asesores ”, la implementación de un Plan de Igualdad es percibida por la empresa como el cumplimiento de una obligación legal que resulta incómoda, intrusiva, cara y de escasa repercusión real en el logro de los objetivos que pretende la norma legal.

Un proceso mal recibido

A lo largo de estos últimos años en “MJ&A Abogados y Asesores” hemos ayudado a un buen número de clientes a implementar procesos que venían impuestos por la ley en el marco de lo que se ha dado en llamar la autorregulación regulada; tales, como entre otros, compliance penal, compliance tributario, protocolos de acoso, registros retributivos, LOPD, canales de denuncias, protocolos sobre competencia, medioambiente y publicidad, etc.

En la mayoría de ellos la empresa ha llegado a encontrar el valor que el cumplimiento de la ley especial aporta a su organización.

Sin embargo, no ha sucedido así en la obligación de implementar planes de igualdad.

Lo cierto es que esta nueva obligación es vista con cierto recelo por razones como:

Costes financieros

Contratación de profesionales externos especializados, contratación de personal interno añadido, asignación de recursos para su ejecución, para la capacitación del personal y para la adopción de medidas de cumplimiento, etc.

Interferencia en la gestión empresarial

Esta obligación es entendida como una injerencia en la autonomía de la empresa.

Temor a conflictos internos

Algunos directivos pueden temer que la implementación del plan de igualdad genere conflictos internos entre diferentes grupos de empleados, o entre empleados y la dirección, lo que podría afectar la cohesión y el ambiente laboral.

Una valoración positiva

Aun cuando lo expuesto es una realidad incontestable, no lo es menos que un Plan de Igualdad es capaz de aportar determinados valores a la empresa siempre que ésta y, especialmente, su dirección transmita a sus empleados y a su entorno acciones concretas y efectivas que demuestren el compromiso real con la equidad y la inclusión. ¿Cómo?

v  Con comunicación transparente y clara de los objetivos, políticas y acciones incluidas en el plan de igualdad. Esto incluye informar sobre los avances, los resultados obtenidos y cualquier cambio o ajuste realizado en el plan.

v  Con participación activa de los empleados, involucrándoles en los trabajos de implementación y seguimiento.

v  Con formación y sensibilización, creando una cultura empresarial inclusiva.

v  Con flexibilidad laboral, ofreciendo opciones de trabajo flexible, teletrabajo, permisos parentales, etc.

¿Qué decimos en “MJ&A – Abogados y Asesores”?

Que, siendo que no es posible evitar tener que implementar un Plan de Igualdad cuando la Ley te obliga, se realice un esfuerzo por hacer viables las ventajas que puede aportar a la empresa, tales como: 

v  El cumplimiento de la ley y la tranquilidad que ello provoca.

v  La mejora del clima laboral.

v  La atracción y retención de talento.

v  La mejora de la reputación de la empresa.

v  La reducción de la discriminación y el acoso.

v  El desarrollo del liderazgo inclusivo.

v  La mejora en la imagen de marca.

Nosotros le decimos: “estamos ahí para ayudarles”.

Plan de Igualdad

Publicado el en Plan de igualdad
RSS 2.0 (Plan de igualdad) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.267 segundos